Saltear al contenido principal

CORE más entrenado, CUERPO más protegido

CORE Más Entrenado, CUERPO Más Protegido

CORE… más entrenado, CUERPO más protegido

«Core» es una palabra inglesa que significa núcleo. Cuando hablamos del Core en la actividad física nos estamos refiriendo a los músculos centrales que definen nuestro cuerpo, abdominales, caderas, glúteos, lumbares.

El Core está ganando cada vez más importancia para las personas que hacemos actividad física y lejos queda la necesidad de hacerlo sólo por una cuestión estética. Tener la zona central de nuestro cuerpo fuerte corrige la postura, proporciona equilibrio, estabilidad y ayuda a mejorar la forma y la eficiencia en cualquier actividad física que realicemos, incluyendo las tareas de la vida cotidiana.

Está demostrado que entrenar el Core ayuda a disminuir la fatiga. Al mejorar la postura, la posición de los hombros, cuello y pelvis se corrigen y el ritmo respiratorio también se optimiza.

Un Core fuerte hará una musculatura más eficiente, con lo que el gasto energético es menor y nuestros entrenamientos pueden ser algo más prolongados.

Y lo más importante es que si fortalecemos esta zona ayudamos a prevenir lesiones. Al ser los músculos encargados de dar equilibrio a nuestro cuerpo, también son los que fortalecen la columna y por lo tanto si nuestros abdominales, lumbares y glúteos están fuertes la actividad nos desgastará menos.

Con un Core entrenado:

[list type=»lekip»]
  • En deportes de contacto como el básquet, futbol o rugby tendrás mayor estabilidad frente a los roces (ejemplo en un tackle en rugby, un rebote en básquet o cuando te ponen cuerpo en fútbol).
  • En deportes sin contacto pero con cambio de dirección o saltos, como el, voley, running de aventura o el tenis, te ayudará a distribuir mejor la energía a brazos y piernas en el momento de necesitar un gesto (ej: el remate en voley, el salto de un charco o piedra en trail running, o un revés en tenis).
  • En actividades de la vida cotidiana como cortar el pasto, hacer la cama, planchar, limpiar, alzar a un niño o levantar una carga, se previenen lesiones que de otro modo terminarían con lumbalgias, hernias de discos, contracturas entre otras patologías.
[/list]

Dentro del Core hay músculos superficiales y profundos. Algunos de ellos te darán estabilidad y otros te darán movimiento. Por eso es importante fortalecerlos, movilizarlos y flexibilizarlos.

En Lekip a la hora de planificar tus entrenamientos, los profes tienen en cuenta todos estos detalles para que tu Core se encuentre siempre fuerte y preparado para los desafíos de tu vida.

Entonces cuando estés trabajando plancha, nado, gato contento/enojado, glúteos, multífidos y abdominales, acordate que estás ayudando a la zona central de tu cuerpo, el Core, que te permitirá desarrollar todas las actividades que luego te propongas.