Saltear al contenido principal

En Lekip no paro de sorprenderme

En Lekip No Paro De Sorprenderme

Soy Silvina López Chalde, tengo 32 años y comencé en Lekip en agosto del 2011. Esta es una síntesis de mi historia y como el gran equipo de profesionales que forman Lekip, no solo me ayudo a disfrutar de cada instante de la planificación para que mis objetivos se cumplieran, sino también como me cambio la vida.

Siempre fui una ojota en los deportes, pero ame y amo bailar. Desde niña comencé el profesorado de danzas clásicas y españolas, tenía bastante facilidad, pero había algo que no me acompañaba para llegar a dedicarme profesionalmente, y era «mi cuerpo».

Además de mi herencia genética de sobrepeso, también mi contextura hacia que fuese «excedida» para los parámetros de una bailarina de ballet. Transite por diversas nutricionistas, dietas (de todas las que se pueden imaginar) y a pesar que mantenía un entrenamiento activo en cuanto a la danza, no bajaba un gramo, me moría de hambre, me veía fea, me sentía triste porque me ocupaba de cambiar pero no veía resultados, solo aceptaba mi cara… el resto -mi cuerpo- lo anulaba.

En el 2011, mi vida cambio completamente, mi prima hermana Mechi, tan querida y constante en su actividad deportiva, llega a mi departamento y me «saca de la cama»: me motivo a que primero intente ir con Freddy, gran maestro de la nutrición y con quien actualmente sigo firme. Comencé en julio de 2011, pesaba 98 kg (un montón) pero cuando estas así, no hay registro real de toooodaaassss las complicaciones que trae para la salud.

Y así fue como comencé a sorprenderme: el secreto en sí era comer, de forma diferente. Bajaba de a 4 kilos por mes, pero faltaba la actividad física.

Cuando me decido a empezar actividad deportiva, me entrevisté con Juan Patricio y ahí sentí que no era tarde para aprender una nueva modalidad de entrenar. Juampi (como lo llamamos tod@s) fue tan claro en la planificación de mi entrenamiento que comprendí porque no bajaba de peso bailando tanto. Me comprometí con todas mis fuerzas y ellos conmigo, así formamos un equipo imparable.

De agosto a noviembre logré bajar 12 kg. En diciembre se inauguró el primer Plan de descenso de peso y me anoté, ahí conseguí bajar otros 6 kilos. Resumiendo: no solo perdí 18 kg en total sino que mi cuerpo se había modificado completamente.

Mis conocidos me frenaban en la calle y me preguntaban como lo había logrado, a lo que respondía: Lekip. Además, mi estado de ánimo reflejaba sensaciones de felicidad, gratitud, esperanza.

Y esto no termina acá! En marzo de 2012 decidí anotarme en una carrera, corrí 4 kilómetros, no lo podía creer. Un mes más tarde le dije a Juampi que estaba preparada para correr 10K y me invitó a correrlos juntos. Cuando íbamos por la mita de la carrera nos pusimos a la par de otra compañera y le dije a Juampi «estoy para ir más rápido», sentía que podría, y me fui. Llegué al kilómetro 7 llorando de la alegría, me emocioné, tenía resto para seguir y no parar. Llegué a la meta sorprendida de mi misma y de todo lo que resulto el compromiso profesional de indicar, acompañar y enseñar que nunca es tarde para empezar y mucho menos de cumplir tus sueños.

Lekip contagia de energía y pasión por lo que hacen. Ahora tengo una nueva actividad que amo: formar parte de los entrenamientos de Lekip. Y vos, ¿qué esperas? Vení y cumplí tus sueños, te aseguro no vas dejar de sorprenderte!

Silvina López Chalde