Saltear al contenido principal

Más equilibrio, menos lesiones

Más Equilibrio, Menos Lesiones

Más equilibrio, menos lesiones

Cuando el profesor te hace parar sobre una superficie inestable (que luego te enterás que es un bosu, un senso, mini bosu, fisiobalon o plano varizante) seguramente sentís que se quiere divertir con vos, o que es un papelón y en breve todos verán tu caída! Y, como si fuera poco, pasa detrás tuyo y te da un empujoncito… maldito!

Pero, ¿sabes que busca poniéndote arriba de esas medias esferas? Entrenar la propiocepción.

La propioqueee???

La propiocepción, del latín propius (propio) y cepción (sensación, percepción). Hace referencia a la capacidad que tiene el cuerpo para detectar el movimiento y la posición en las articulaciones. Definido de otra forma, es el sentido de la percepción de la postura y el equilibrio.

Debido a esto, el trabajo de propiocepción ayuda a que ante situaciones inesperadas (como pérdida de equilibrio provocada por una mala pisada o cualquier agente externo) el cuerpo responda recuperando la postura en lugar de producir un desequilibrio mayor que te provoque una caída.

También es vital para prevenir lesiones, ya que cuando se sufre una de tipo articular el sistema propioceptivo se deteriora produciéndose una disminución de esta capacidad.

Beneficios de entrenar la propiocepción

[list type=»lekip»]
  • Previene lesiones, evita recaídas y ayuda en el proceso de su rehabilitación. En lesiones como meniscos, ligamentos cruzados, esguinces, fracturas cercanas a las articulaciones, es un trabajo específico que se realiza en las consultas de rehabilitación y que luego se prescribe de manera domiciliaria.
  • Trabaja aspectos como la fuerza, equilibrio, coordinación, flexibilidad, tiempo de reacción ante situaciones determinadas, control postural, estabilidad, interacción sensorial.
  • Mejora el rendimiento, por ejemplo, desarrollando una pisada más eficiente.
  • Fortalece las articulaciones.
  • Aunque la intención sea trabajar específicamente una zona (por ejemplo el tobillo) también se ejercitan otras articulaciones, especialmente las contiguas (rodilla y cadera en el caso anterior), además de algunos otros grupos musculares (Core).
[/list]

En el siguiente video te presentamos un ejercicio complejo de propiocepción realizado por Santiago Olmos. Pero para llegar a realizar este tipo ejercicios hay una progresión: de lo simple a lo complejo, de lo estable a lo inestable y de lo inestable a más inestable todavía.

Asi que a ver cuando te animás a ponerte el parche como Santi.
Pero no te preocupes… los profes de Lekip te van a ayudar!