Saltear al contenido principal

Si tenés dolor, buscá una solución a tu medida

Si Tenés Dolor, Buscá Una Solución A Tu Medida

Muchas veces encontramos personas que presentan un dolor muy intenso en sus pies, que se vuelve más agudo al levantarse por las mañanas. Es posible que esas personas estén sufriendo de una patología conocida como Fascitis Plantar.

Casi siempre el dolor se asocia con los primeros pasos después de períodos de inactividad, como estar sentado durante el almuerzo, o después de salir de un coche. Esta molestia se localiza en el talón o planta del pie y puede ser muy dolorosa. Si bien puede mejorar después de algún movimiento o luego de realizar estiramientos, tiende a repetirse conforme avanza el día, sobre todo si la persona estuvo parada o caminando durante largos periodos.

Una carga repetitiva en el hueso del talón puede ocasionar micro-desgarros en el origen de la fascia plantar, que es el tejido más grueso que tenemos en la planta de los pies.

Este micro-desgarro conduce a una respuesta inflamatoria, que al mismo tiempo produce dolor. Algunos factores que pueden ocasionar una fascitis plantar son:
[list type=»lekip»]

  • Pasar mucho tiempo de pie
  • Aumento del peso
  • Edad
  • Un cambio en el nivel de actividad
  • Poca flexibilidad en los músculos de las pantorrillas
[/list]Esto puede ser tratado de una manera conservadora en las personas que lo padecen. Los principales componentes de un tratamiento no quirúrgico eficaz son:
[list type=»lekip»]
  • Estiramiento de los músculos de la pantorrilla y de la pierna
  • Estiramiento de la fascia plantar
  • Cambio de actividad
  • Uso de plantillas ortopédicas personalizadas para la correcta distribución de cargas
  • Uso de un calzado cómodo
[/list]La fascitis plantar es una de las patologías más molestas, ya que «inmoviliza» a las personas y los limita en sus actividades. En Lekip nos especializamos en el diagnóstico de este tipo de patologías y está comprobado que en el 90% de los casos con tratamiento adecuado, las personas que acuden con este tipo de molestias mejoran notablemente, evitando tratamientos más complejos como la cirugía, a la vez de ganar confort y estabilidad.

Si sufris estos dolores, acércate a Lekip y empezá a buscar una solución a tu medida.