Saltear al contenido principal

Cuando uno no está solo, todo es posible

Cuando Uno No Está Solo, Todo Es Posible

Comencé a entrenar en Lekip en marzo de este año con el objetivo de descender de peso y mejorar calidad de vida luego de varios años sin realizar actividad física.

Desde la primer entrevista con Juampi quedo claro que me encontraba en un ámbito profesional y serio. Me alcanzó con algunos entrenamiento para darme cuenta que la calidad profesional de cada uno de los integrantes de Lekip es proporcional a su calidad humana, acompañando cada progreso con la mejor predisposición, respeto e interés por las necesidades y objetivos de cada una de las personas que allí entrena.

Hoy puedo decir que mis objetivos iniciales se encuentran más que cumplidos, alcancé un peso saludable, me veo bien, me siento aun mejor y he encontrado nuevas metas e intereses que ni siquiera estaban en mis planes, como el running.

En las Fiestas Mayas 2015 tenia pensado correr mis primeros 3K pero Juampi, con esa virtud de hacer que todo parezca sencillo y lograr que la incertidumbre se convierta en confianza, me convenció de anotarme en los 10K.

Y asi fue, ese 25 de mayo con la paciencia y el aliento del profe Alan acompañando mi recorrido, crucé la meta por primera vez con una mezcla increíble de cansancio, orgullo y felicidad.

La misma combinación de sentimientos con la que vivo cada actividad que realizo en Lekip, ya sean las excelentes planificaciones del profe Gero, las actividades de campo donde aparte de entrenar nos divertimos mucho o corriendo en grupo.

Claro que el cansancio obvio de la actividad física queda siempre eclipsado por el orgullo de poder hacer cosas para verme y sentirme bien, y la felicidad de poder hacerlo en un ambiente como el de Lekip donde nunca estás solo.

Y cuando uno no está solo y se siente feliz, todo es posible. Así fue como en mis segundos 10K me encontré llegando a la meta en un tiempo mucho menor que la primera vez, superando incluso mis propias expectativas.

Gracias a Lekip he mejorado mi calidad de vida, y no solo en cuanto a lo físico, cada logro conseguido refuerza mis ganas, mi voluntad, la confianza en mi mismo y es por eso que voy por más! Más desafíos, nuevos objetivos, más alegrías compartidas, cosas que no tengo dudas seguirán ocurriendo porque cuando uno la pasa bien, las cosas buenas se dan solas.. y en Lekip, yo la paso muy bien!

Atilio Rastelli