Saltear al contenido principal

Siempre vuelvo…

Siempre Vuelvo…

Conocí a Lekip a través de una amiga. Quería empezar a hacer actividad física pero me resistía porque nunca había hecho ningún deporte. Cuando por fin tome la iniciativa, me propuse moverme, ejercitar y bajar de peso.

Era todo un desafío para mí, porque cada vez que lo intentaba me aburría y abandonaba rápidamente.

Sin embargo fue una sorpresa dar mis primeros pasos en Lekip, porque desde el primer día que empecé destaco la buena onda y la buena actitud de todos los profesores.

A veces, cuando me quiere ganar la fiaca, yo misma me doy cuenta que ir me hace bien, y una vez que doy el primer paso el resto es llenarme de energía para continuar pilas mi día.

Aunque en todos estos años no siempre fui constante, siempre vuelvo y los chicos de Lekip ahí están esperándome con una planificación hecha a medida.

Ahora sigo intentando superarme y mantenerme en movimiento, porque es la forma en la que descubrí que realmente me siento bien.

Cira Otero