Saltear al contenido principal

Encontré la motivación para lograrlo

Encontré La Motivación Para Lograrlo

Conocí Lekip a través de uno de sus profesores, Agustín, que en varias ocasiones de encuentro me insistía con que tenía que conocer las clases de 360. Siempre promulgaba que eran las mejores y las más divertidas. Tanto fue su insistencia, que decidí empezar… en realidad lo hice para darle el gusto a él, y no tanto porque yo estuviera convencida.

Decidimos empezar con mi amiga Claudia a una clase de invitación de 360 y nos encantó. Yo buscaba tonificar y despejar la mente. El año que decidí hacerlo (diciembre del 2014) había tenido un año muy difícil de salud, había hecho varias úlceras estomacales y eso me tenía bastante angustiada.

Luego de varios estudios el médico concluyó que estaba canalizando mis preocupaciones en mi cuerpo, y que era importante que iniciara con alguna actividad o terapia que me permitiera liberarme de esas preocupaciones, o al menos ayudarme un poco. Así que a través de 360 pude volver al ruedo de la actividad física. Iba con frecuencia y sólo hice esta actividad durante 5 meses.

La realidad es que yo tenía muchos miedos para hacer actividad física, porque no me sentía capaz. En las clases de educación física de la escuela me llamaban «ojota». En general esta materia la aprobaba con trabajos prácticos, nunca logre hacer ni un rol, ni la vertical, ni correr, ni nada de nada. Por lo que la actividad física era para mí un capítulo de mucha frustración.

Entonces darme cuenta que sí podía realizar un entrenamiento se transformaba en algo importante para mí. Sabía que tenía que encontrar la motivación adecuada para que sea posible. Y en las clases con Agus realmente entrenábamos divertido, con música, buena onda y con una idea diferente a la que yo tenía, eso me hacía sentir muy bien y muy acompañada.

Después de la clase de invitación tuve mi entrevista con Juampi y él se involucró con mi objetivo de sentirme mejor. Y así era cada vez que iba a los entrenamientos y el profe siempre preguntaba cómo estaba, si tenía alguna molestia. Sentí que realmente les interesaba y eso me dio un empujoncito más para seguir.

Un día Juampi me insistió para que fuera a conocer los entrenamientos de campo. Él aseguró que me iban a gustar porque además son al aire libre. Y yo que a esa altura ya estaba embalada ni lo dudé. Me animé y fui a conocerlo.

Ni yo podía creer cuando en cuestión de semanas ya estaba corriendo 3K. Y cuando quise acordar estaba participando de la carrera «Las 4 Estaciones» corriendo mis primeros 5K, y después Luján Late donde participé por mis primeros 10K. Y de ahí no paré más. Correr es una actividad que permite liberarme.

En enero 2017 corrí 42 KM en el cruce de Tandilia, fue una carrera muy especial, llena de emociones, de risas, de momentos hermosos con el grupo… pero por sobre todo de orgullo personal, de saber que se puede, que pude cumplir mi primer objetivo del año. Y hacía dos años atrás recién había empezado con mis primeros 3K.

Destaco la buena predisposición del staff, los profesores siempre con una sonrisa y muy buena onda, atentos todos a las necesidades de uno y cambiar un mal día.

Y además hice muchos más amigos, porque tengo un grupo de compañeros que están ahí siempre acompañándote y aconsejándote. Es lindo sentirse parte de esta movida en Lekip. Mi próximo paso es seguir entrenando para lograr mi gran objetivo del 2017: EL RAID!!!

Hoy lo pienso y recuerdo que surgió como un objetivo muy lejano el año pasado, como algo inalcanzable para mí… y ahora ya estoy inscripta, entrenando con ganas y muy ansiosa de que llegue ese momento.

Me siento feliz, me siento renovada y volví a confiar en que puedo si me lo propongo. Gracias a Agus por alentarme a arrancar y a todo el equipo por ayudarme a no aflojar más.

Eleonora Venche