Saltear al contenido principal

Corro y gano siempre

Corro Y Gano Siempre

Debo confesar que nunca fui la elegida para el equipo de voley de la escuela y que la actividad física comenzó a ser parte de mi vida después de los 40 años.

Comencé en Lekip tímidamente y con poca constancia, pero con la convicción de que si se puede hacer algo para estar mejor, hay que probar e insistir.

En el 2012 me inscribí en la tradicional carrera de Fiestas Mayas y, considerando mis limitaciones, aposté por mis primeros 3 K. Ese día de la carrera, llegando a la división de caminos -hacia la derecha íbamos por los 3K y hacia la izquierda por los 10k-, Juampi, el profe, con voz suave me propuso: ¿Y si seguimos?

Esos no sólo fueron mis primeros 10 K, sino el comienzo de un trabajo conjunto, conmigo misma, con excelentes profesionales, con mis compañeros de ruta y también con mi familia. Todos ayudándome a lograr cada objetivo deseado por mi.

Hoy puedo decir después de unas cuantas carreras de calle y aventura, que correr es una condensación de la vida: entran en juego deseos, decisiones, proyectos, organización, trabajo individual y en equipo, acompañamiento, miedos, compañerismo, lágrimas, risas, paciencia, tolerancia a la frustración, emoción, enojos y mucho más.

Es habitual que me pregunten: ¿para qué corres? ¿corres para ganar?

Y a eso respondo: corro porque la paso muy bien, para comprobar de todo lo que soy capaz y gano SIEMPRE, cuando veo a mi hija, cuando abrazo y me dejo invadir por la emoción con mis compañeros después del arco de llegada. Esto es mucho más que correr… ¡me siento libre y feliz!

Nunca lo hubiera creído posible, sin embargo acá estamos y voy por más desafíos y sueños, y te invito a que también lo pruebes junto a nosotros… acá no vas a estar sólo.

Gabriela Bava