Saltear al contenido principal

Mi nueva Vida

Mi Nueva Vida

Conocí Lekip a través de mi nutricionista Fredy. Mi esposa había reservado un turno para mí. Ese día que asistí los profes me invitaron a participar de una clase de cortesía. Mi situación de sobrepeso estaba comprometiendo mi salud y es por eso que por recomendación médica tenía que hacer «algo».

Tomé la decisión de animarme porque desde que me presentaron el lugar, sentí que era el espacio ideal que estaba buscando. Se venía un camino largo, tenía que bajar de peso.

Desde que empecé me sentí muy acompañado. Esa frase «No Estás Solo» tiene todo su sentido. Siempre me asesoraron con lo que era mejor para mí, dándome ejercicios que yo pudiera realizar y acompañándome en su ejecución para que no me lastimara.

Debido a que cuento con dos hernias de disco, temía que eso fuera un impedimento para lograr mi objetivo. Pero los profes tuvieron eso en cuenta y adecuaron el entrenamiento para que no lo sea.

Entrenar se había transformado en algo clave para mí, porque necesitaba estar bien de salud, quería sentirme bien conmigo mismo y no defraudar a quienes me alentaron desde un principio.

Cuando empecé a entrenar me sentí muy bien, sin dolores ni molestias consecuentes, y por sobre todo muy motivado por quienes me ayudaron (y ayudan) dentro y fuera de este lindo espacio.

Lo que más destaco de Lekip es su profesionalismo, su simpleza, su carisma, su buena onda…(y puedo seguir). Y además pude descubrir entrenando que no hay límites, que uno no conoce lo que es capaz de lograr.

Desde mi experiencia yo también aliento a las personas a que se acerquen y conozcan este lugar. Cualquier meta que se propongan la van a poder alcanzar. Mi objetivo era bajar de peso. En tan sólo un año logré bajar 40 kg. Hoy mi objetivo cambió, y me propuse correr mi primera carrera, y gracias a la ayuda y el aliento de este grupo de personas (incluyendo familia, amigos y compañeros de trabajo), me sentí preparado y el sábado pasado lo logré en Late por el Hospice. ¡Mi primer medalla conmigo!

Ahora no voy a aflojar, seguramente me propondré nuevas metas y caminaré hacia ellos con la confianza de poder cumplirlos como hasta ahora.

Guillermo Daniele