Saltear al contenido principal

Uno permanence dónde lo cuidan

Uno Permanence Dónde Lo Cuidan

Conocí a Lekip a través de una amiga. Ya hacían dos años que iba a natación, pero extrañaba ir a caminar y hacer gimnasia sin dolor en la rodilla derecha. Decidí modificar mi rutina, dado que no estaba conforme con la actividad física que realizaba, me faltaba ese algo más, y buscándolo encontré a Lekip.

Luego de una entrevista con Juampi, comencé con un entrenamiento personalizado dos veces a la semana y funcional complementado con yoga. Y luego incorporé un día por semana el entrenamiento de campo y ahí la diferencia no tardó en hacerse notar.

Hoy ya hace 3 años que entreno con Lekip y aunque por un período de tiempo no estuve yendo, volví ni bien pude. Me atrapó! Dicen que uno permanece donde lo cuidan…

Mi miedo era la rodilla, aumentar de peso y que mis huesos no lo resistan. Pero para mí era importante dar el primer paso para sentirme bien y volver a disfrutar de la actividad física como siempre lo había hecho. Poder salir a caminar y no encontrarme con ninguna limitación. Y como si fuera poco cuidar mi cuerpo y que estén preparados los músculos para proteger mis huesos.

En Lekip la calidez, el profesionalismo y el interés por las personas es un sello propio. Ellos se ocupan de preparar y adaptar cada clase a cada uno de nosotros, cuidándonos en todo momento.

Son todos súper atentos y nunca falta la pregunta «Laura, ¿cómo estas hoy? O ¿cómo vas con la actividad?», la llamada telefónica cuando por algún motivo estoy faltando, un matecito, un chiste, las actividades en conjunto o la invitación a ser parte de lindas causas solidarias. Conformamos una linda comunidad en Lekip.

Descubrí que se puede lograr y superar los límites. Que debemos salir de la comodidad y comprometernos con nosotros mismos en beneficio propio.

Dentro de mis próximas metas me propuse correr, y con las plantillas nuevas -que también hice en Lekip- tengo plataforma asegurada. ¡Estoy segura que será posible!

En la vida siempre existen altas, bajas y modificaciones. Y yo prefiero la última. En Lekip encontré el lugar para que eso sea posible. Gracias a todo el equipo… y vamos por nuevos desafíos.

Laura Achaval